sábado, 8 de julio de 2017

SUPER FREAKONOMICS

Si unes freak y economía tendras Super Freakonomics. Leas por donde lo leas siempre te sorprenderá. Puedes salvar el planeta comiendo canguro. Los rumiante son productores de metano uno de los gases causantes del efecto invernadero. La flatulencia del canguro no contiene metano. Un jubilado ferroviario y su taladro evitaron la extinción de las ballenas. ¿Como? Más bien dejando de comer. Edwin L. Drake utilizando un motor de vapor para impulsar un taladro a través de veinte metros de pizarra y roca encontró petróleo. La ballena, a punto de extinguirse, dejó de ser la principal suministradora de aceite, lubricante y combustible. El odiado secretario de Defensa durante la guerra del Vietnam Robert Strange McNamara fue el que ideó el cinturón de seguridad que salvó miles de vidas. McNamara era una amante de los análisis estadístico. Descubrió que el motivo del fracaso de las incursiones aéreas sobre Alemania era el miedo. Sabían que podían morir y daban la vuelta antes de llegar al objetivo. McNamara informó a Curtis LeMay que pilotando personalmente el avión de mando juró someter a consejo de guerra a cualquier piloto que diera la vuelta. La tasa de operaciones fallidas descendieron de la noche a la mañana. Después de la guerra McNamara fichó por la Ford y pensó que si los aviones tenían cinturones de seguridad por qué no los iban a tener los coches. Los cinturones de seguridad reducen el peligro de muerte hasta un 70%. Lavarse la manos los médicos evitó que una de cada seis madres murieran de fiebre puerperal. Peter Chamberlen inventó los fórceps esas pinzas metálicas que permiten dar la vuelta al niño y sacarlo como debe de ser, la cabeza primero. Y más niños que podía haber salvado si no lo hubiera mantenido en secreto. Solo lo sabían sus hijos y nietos para poder seguir con el negocio familiar. Si usted conoce a alguien en el sudeste de Uganda rece para que no tenga un niño en mayo. ¿por qué? El Ramadán tiene la explicación. Podría seguir contando cosas de este inclasificable libro pero para muestra ya basta un McNamara.  


1 comentario: