viernes, 7 de agosto de 2009

ANATOMÍA DE UN INSTANTE

Anatomía de un instante
Javier Cercas
Mondadori

Un instante da para mucho, por ejemplo para inspirar a Javier Cercas a escribir este magnifico libro, según la contraportada un ensayo en forma de crónica o una crónica en forma de ensayo. La crónica parte del momento en que Tejero entra en el congreso de los diputados y sólo hay tres diputados que se quedan sentados, Adolfo Suárez, Gutiérrez Mellado y Carrillo.

Yo lo leí como una novela realista y misteriosa, en la cual ya sabes el final, y que a medida que avanzaba en su lectura me iba enterando de numerosas cosas que yo no sabia. Por ejemplo que Sabino Fernández Campos fue decisivo en el fracaso del Golpe, que Armada se presentó ante Tejero cuando ya el golpe estaba fracasado con los nombres de un gobierno de concentración en el que Armada sería el presidente y, que estaría integrado entre otros por Felipe González, Manuel Fraga, Jordi Solé Tura, Luis María Anson etc. Pero claro eso no fue aceptado por Tejero, que era un franquista puro y duro, en cambio Armada y Milans eran franquista y Monarquicos -que remedio- incluso Armada fue secretario privado del rey y fue sustituido por sugerencia de Suárez, por eso el odio que aquel sentía hacia Adolfo Suárez.
En Tejero se daba una fusión acabada entre patriotismo religión y como dice Sanchez Ferlosio, "es cuando hay Dios cuando todo está permitido, así que nadie tan ferozmente peligroso, como el justo cargado de razón".

El golpe de estado del 23 F fue contra la democracia, pero también, fundamentalmente contra Suárez, alguien preparado para desmontar la dictadura, pero incapaz de gestionar la democracia, y este pasaje del libro lo ilustra muy bien, es el momento en que los procuradores franquista aprueban la ley para la Reforma Pólitica.
La Reforma quedó aprobada. las cámaras de televisión recogieron el momento, y luego lo han reproducido en multitud de ocasiones. Los procuradores fascistas aplauden puestos en pie; puesto en pie, Suárez aplaude a los procuradores franquistas. Parece emocionado; parece a punto de llorar; no hay ningún motivo para pensar que finge o que, como el actor consumado que es, si finge no siente lo que finge sentir. Lo cierto es que hubiese podido estar riéndose por dentro y a lágrima viva del hatajo de mentecatos que acababa de firmar su sentencia de muerte en medio de los abrazos y parabienes de una apoteósica fiesta franquista.


El libro te atrapa desde la primera página, y te enteras casi sin "enterarte" de todos los entresijos del golpe, visto desde todos los puntos de vista, estupenda crónica, ensayo, novela, lo que sea; si el fin de la novela es, entre otras cosas, causar placer, pues para mi este libro es más novela que ensayo; por cierto, la primera intención del autor era hacer una novela, incluso tuvo hecho un borrador.
Durante la vista oral los principales protagonistas del golpe se presentaron como lo que eran: Tejero como un patán embrutecido de buena conciencia; Milans, como un filibustero uniformado y desafiante; Armada, como un cortesano millonario en dobleces: aislado, despreciado e insultado por casi todos sus compañeros de banquillo, que exigían que delatase al Rey o reconociera que había mentido (...) Cortina, demostró con diferencia ser el más inteligente de los procesados: desmontó todas las acusaciones que pesaban sobre él, sorteó todas las trampas que le tendieron el fiscal y las defensas.



4 comentarios:

  1. Una cosa curiosa que se cuenta en el libro, es que algunos guardias civiles, como el que se encaró con Suárez, Manuel Boza y, otro como Juan Pérez de la Lastra -un capitán cuyo entusiasmo golpista no le impidió en la noche del 23F abandonar a sus hombres para dormir unas horas en casa y regresar después sin que nadie notara su ausencia- hicieran carrera en la guardia civil con ascensos y numerosas condecoraciones.

    Y yo mientras tanto sin ascensos y, con la medalla más inocente, la del amor.

    Saludos Cahpuceros

    ResponderEliminar
  2. inocente inocente....afortunau tuuuu,adios...me voy escopeta para la biblio a por esti librin.....de lo que se entera uno leyendo....cualquier día te hago un diploma para ti......

    ResponderEliminar
  3. Fueron verdaderos momentos importantes aquellos. Conocer la realidad actual y la pasada sobre todo para aprender de los errores, es necesario. Ahora quizás no se pueda dar otro golpe de estado, pero este gobierno democrático tiene que seguir avanzando. Aquí en Jerez el gobierno del PSOE favorece a la ciudadanía porque no hay que andar peleandose con el gobierno autonómico, ni central, sin embargo el urbanismo setá más deteriorado, los colegios públicos tienen demasiadas necesidades no cubiertas, la salud se ha convertido en un negocio, la masa de árboles que es amplia en Jerez necesita de cuidados, la limpieza en algunas zonas de barrios no es tal y así seguiriamos, lo peor es el desempleo y la droga en estos momentos es totalmente deprimente.
    y lo malo de todo esto es que no tenemos alternativa.

    ResponderEliminar
  4. No sé exactamente cómo "vende" el libro el propio Cercas (novela / ensayo), pero yo supongo que habrá que tomárselo como una obra de ficción -de las buenas- y no como un ensayo... lo que no le quita su importancia, por supuesto.

    Gracias por el comentario en mi blog!
    Un saludo

    ResponderEliminar