lunes, 24 de noviembre de 2008

EL LEON Y LA HIENA

El León y la hiena


El león, símbolo de la valentía y la nobleza, vibra en los himnos, flamea en las banderas y custodia castillos y ciudades. La hiena, símbolo de la cobardía y la crueldad, no vibra, ni flamea, ni custodia nada. El león da nombre a reyes y plebeyos, pero no hay noticia de que ninguna persona se haya llamado o se llame Hiena.
El león es un mamífero carnívoro de la familia de los félidos. El macho se dedica a rugir. Sus hembras se ocupan de cazar un venado, una cebra o algún otro bicho indefenso o distraído, mientras el macho espera. Cuando la comida está lista, el macho se sirve primero. De lo que sobra, comen las hembras. Y al final, si algo queda todavía, comen los cachorros. Si no queda nada, se joden.
La hiena, mamífero carnívoro de la familia de los hiénidos, tiene otras costumbres. Es el caballero quien trae la comida; y él come último, después que se han servido los niños y las damas.
Para elogiar, decimos: Es un léon. Y para insultar: Es una hiena. La hiena se ríe. Por qué será.


Bocas del tiempo Eduardo Galeano

2 comentarios:

  1. ¡Fíjate que a mi, gustábame más el León....! Menos mal que sacásteme de la ignorancia, a partir de ya.....¡a paseo con el león!

    ResponderEliminar
  2. Bueno gracias a Eduardo Galeano. Yo solo soy un copión.

    ResponderEliminar