jueves, 26 de diciembre de 2013

LADRÓN DE HUELLA BLANCA

El otro día me pasó una cosa curiosa, fui a renovar el carnet de identidad, y, no tenía huella dactilar. El policía no lo podía creer, después de probar con todos los dedos de la mano empezó con el dedo gordo del pie. Pero nada, soy un señor que, cómo Rajoy, no deja huella. Así que aprovechando la  favorable circunstancia colgué el mono y empecé con mi nueva profesión, ladrón de huella blanca. Limpio toda clase de bancos y no dejo ni rastro. También colaboro con la Obra Social y Cultural de las Cajas de Ahorros, vendo preferentes. Mi casa, ahora, es un tesoro, la tengo como los chorros del oro, antes tenia todo el día detrás de mi a Rastreator: de quién será esta huella. Igual que Mariano Rajoy con Francisco Camps  "Siempre estaré detrás de ti, o delante, o a un lado. Gracias Paco". "Mejor a un lado o delante, no me fío". Si alguien necesita un trabajo limpio que me escriba a la calle Rio del Oro nº69 BajoDer. No se admiten correos electrónicos. Dejan huella.


Si alguien las encuentra, que no me las devuelva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario