miércoles, 18 de mayo de 2011

INSIDE JOB

Inside Job de  Charles Ferguson  fue ganador de un Oscar  el año 2011 al mejor documental. La voz en Off es de Matt Damon.

Un ingeniero que construye puentes cobra cien veces menos que los ingenieros financieros creadores de la  basura que terminó con los sueños y esperanzas de millones de personas. Mientras el uno por ciento de la población americana vio aumentados sus beneficios gracias a las rebajas de impuesto: en inversiones, dividendos o con la supresión del impuesto de sucesiones; más de cincuenta millones de personas en todo el mundo pasaron a estar por debajo del umbral de la pobreza y más de treinta a engrosar las listas del paro.

Todo comenzó con la desregularización de Ronald Regan, continuada por los gobiernos de George Bush y Bill Clinton. Pero que nadie espere que la solución sea Obama, pues trata de rectificar con alguna de las personas que crearon el problema, El secretario del Tesoro es Timothy Geithner y  el Presidente de la Reserva Federal Ben Bernank  y alguno más. Las enormes perdidas privadas se van a solucionar con dinero público; pero como los rico pagan menos impuesto, ya sabemos lo que nos espera , rebajas de pensiones, de sueldos, recortes sociales en sanidad y educación etc. ¡Dios nos libre de los políticos que prometen rebajas de impuestos!

El secretario del Tesoro nombrado por George Bush fue Hank Paulson. En el momento de ser nombrado tenía 500 millones de dolares en acciones de Goldman Sachs. Una vez en el cargo, lo que hizo, fue vender las acciones y ahorrarse 50 millones de dolares en Plusvalias y todo por una ley hecha por el amigo George, que compensa el "sacrificio" de ser empleado del gobierno con esto tipo de beneficios fiscales.


En España pasó algo parecido en la era Aznar y que Zapatero no supo o no pudo atajar a tiempo. La diferencia es que aquí la burbuja fue inmobiliaria. Ley del suelo en la que toda España era edificable. Prestamos hipotecarios de más del cien por cien del valor hipotecado, bajos intereses. Mientras tanto el gobernador del Banco de España mirando para otro lado, ahora nos da la murga con la rebaja de salarios. Los Bancos para poder dar crédito necesitaban dinero y acudieron al mercado internacional donde les endosaban los productos basura procedentes de EEUU, por cierto (esto se cuenta en el documental) cuanta más basura era el producto que ofrecían, más ganaban las agencias calificadoras,  ellas sí sabían  el riesgo que corrían quienes lo compraban. Aseguraban el capital hipotecado en compañías como (AIG); qué el propietario dejaba de pagar, se quedaban con la casa y con el dinero de la póliza .
"La crisis en España se solucionará el día que nuestro nivel de vida se iguale con nuestra productividad" ¿Quién dijo esto? ¿algún Premio Nobel de economía?  pues no,  el dueño de Mercadona.

El documental dura una hora y cuarenta y ocho minutos:


INSIDE JOB

4 comentarios:

  1. "latia"18 de mayo de 2011, 19:52

    Vilu haz poco y no me preguntes de donde lu saqué. Cuando Mary la "caciplera" me solucione lo del MEGAVIDEO, vuelvo a repasalu. ¡Tremendo!, merez la pena ya que lu pusiste que la gente lo vea y escuche.¿Aunque te deja fecha una m...!

    ResponderEliminar
  2. ESTO ES LA REALIDAD,.....NO SE PARA QUE ESTÁN LOS POLÍTICOS SI LOS QUE MANDAN SON LOS ECONOMISTAS,Y ENCIMA, LOS MAS JETAS,CORRUPTOS E INSACIABLES DE LA HISTORIA PASADA, PRESENTE Y FUTURA.

    ResponderEliminar
  3. "latia"19 de mayo de 2011, 1:12

    Haaaaaaaaa, ya me acuerdo. En el Blog de José SAramago.

    ResponderEliminar
  4. En el documental sale mucho la palabra "Cabildero". Los cabilderos o lobbistas de las grandes empresas cerca diariamente a legisladores y funcionarios de distintos ministerios y dependencias federales para lograr medidas, reglamentos y aun leyes que favorezcan a sus empleadores. Una investigación que el Centro por la Integridad Pública (CPI, por sus siglas en inglés) realizó en mayo pasado revela que en seis años y medio –enero 1998/junio 2004– 17.314 empresas y organizaciones asediaron a los miembros de la Cámara de Representantes, directamente o por medio de las agencias especializadas del ramo, para obtener la sanción de leyes que acarician el objetivo central de todo buen capitalista: beneficios máximos. El número de cabilderos ascendió a 25.279 en ese período, de los cuales 2211, casi el 10%, habían sido funcionarios del Congreso o del gobierno federal. Conocen qué botones apretar y con qué bueyes arar. Estas cifras poco varían para el Senado de EE.UU. Más que legisladores, parecen legislados.

    ResponderEliminar