viernes, 31 de diciembre de 2010

ODA AL PRIMER DÍA DEL AÑO


Lo distinguimos
como
si fuera
un caballito
diferente de todos
los caballos.
Adornamos
su frente
con una cinta,
le ponemos
al cuello cascabeles colorados,
y a medianoche
vamos a recibirlo
como si fuera
explorador que baja de una estrella...

Pablo Neruda

miércoles, 29 de diciembre de 2010

JUVENTUD Y VEJEZ (W.B. YEATS)



JUVENTUD Y VEJEZ

CUÁNTA furia de joven,
por la opresión del mundo,
y hoy éste, adulador,
dice adiós a su huésped.


LA LLEGADA DE LA SABIDURÍA CON EL TIEMPO

AUNQUE sean muchas las hojas, la raíz sólo es una;
todos mis engañosos días de juventud
al sol mecí mis hojas y mis flores;
ya puedo marchitarme en la verdad.


CUANDO SEAS VIEJA

CUANDO  ya seas vieja y canosa, y con sueño
des cabezadas junto al fuego, coge este libro
y léelo soñando con la mirada suave
que tuvieron tus ojos, y con sus hondas sombras;

y cuántos tus momentos de alegre gracia amaron,
y tu belleza, con falso o con sincero amor,
mas sólo uno amó en ti el alma peregrina,
y amó las aflicciones de tu cambiante rostro;

e inclinándote luego junto a encendidas barras,
susurra, algo apenada, cómo se fue el Amor
al paso por encima de las altas montañas
y su rostro ocultó un sinfín de estrellas.


WHEN YOU ARE OLD

WHEN you are old and grey and full of sleep,
And nodding by the fire, take down this book,
And slowly read, and dream of the soft look
Your eyes had once, and of their shadows deep;

How many loved your moments of glad grace,
Ande loved your beauty with love false or true,
But one man loved the pilgrim soul in you,
And loved the sorrows of your changing face;

And bendig down besid the glowing bars,
Murmur, a little sadly, how lowe fled
And paced upon the mountains overhead
And hid his face amid a crowd of stars.

William Butler Yeatas

 Cuarta versión que leo de este poema. CUANDO ESTÉS VIEJA


POESÍA REUNIDA
EDITORIAL PRE-TEXTOS
Traducción de Antonio Rivero Taravillo

FELIPE II

Felipe II a los 31 años (Antonio Moro)
El 9 de marzo de 1526, Carlos V, sacro emperador romano y gobernado de España, Mexico, los Países Bajos y gran parte de Italia entró a caballo por primera vez en una Sevilla bulliciosa y en rápido crecimiento.  Todavía en ropa de viaje y cubierto de polvo, desmontó en el patio del Alcázar Real y fue a la habitación donde esperaba su prima, la princesa Isabel de Portugal. Había sido dispuesto que los dos se casaran, y fueron desposados enseguida. Carlos entonces se retiró a cambiarse y descansar hasta la una de la mañana siguiente, cuando él e Isabel se casaron, Después de la misa nupcial, se retiraron juntos a la cama.

Felipe II nació el 21 de mayo de 1527, en presencia de su padre y de los príncipes nobles. Como ocurre con frecuencia con un primogénito, el parto fue difícil- los dolores duraron trece horas- y su madre pidió que se colocase un velo sobre su rostro para que no se viese su angustia. "Puedo morir pero no gritaré", fue su firme reprimenda a una comadrona que le instaba a dar rienda suelta a sus sentimientos. Dos semanas más tarde se bautizo al niño, y cuando acabó la ceremonia el heraldo gritó con voz fuerte tres veces: "Don Felipe, por la gracia de Dios príncipe de Spaña".

Cuando Felipe II tenía solamente doce años, murió su madre. El joven príncipe se vio obligado por el protocolo de la corte a encabezar el cortejo  desde Toledo, donde murió la emperatriz,  hasta la tumba de sus antepasado en Granada. Mientras, Carlos V se encerró en un monasterio y guardó luto durante ocho semanas.
El viaje fue memorable para otros, además del príncipe. El cuerpo de la emperatriz se corrompió mucho por el calor del verano, de forma que cuando abrieron el ataúd en Granada para una identificación última antes de proceder al entierro, el marqués de Lombay no pudo saber si el cadáver era el de su difunta soberana. Espantado por este ejemplo de "corrupción terrenal", Lombary renunció a la corte, tomó los hábitos y llegó a ser tercer general de los jesuitas, siendo canonizado póstumamente como San Francisco de Borja.

FELIPE II
Geoffrey Parker
Alianza Editorial

Nota:
La huellas dactilares se forman a los 120 días de vida intrauterina y sólo desaparecen con la desintegración de los tejidos. "Las acusaciones de su hermano Enrique de Trastamara de que Pedro el Cruel no era hijo de Alfonso XI provocó que todas las reinas de España dieran a luz con un protocolo curioso: Los partos eran presenciados por el Rey, miembros de la familia, miembros de la nobleza, embajadores de las potencias extranjeras y el nuncio del Papa.

Antonio Garrido- Lestache 
El País (15-3-2010)

lunes, 27 de diciembre de 2010

RILKEANA


RILKEANA

De ti y de esta nube; de esta nube
blanca como vuelo de pájaro
en mañana de abril; de ti
y de la íntima llama de un fuego
que no admite extinción;
de ti y de mí hacer un solo acorde,
un acorde sólo; para no perderte.

De ti e desta nuvem; desta nuvem
branca como voo de pássaro
em manhâ de abril; de ti
e da íntima chama de un fogo
que nâo consente extincâo;
de ti e de mim fazer un só acorde,
un acorde só; para nâo te perder.

Eugénio de Andrade

DIVERSIÓN EN LA CORTE DE FELIPE II

Ya fuese grande o pequeño el séquito del rey, siempre incluía un tipo especial de cortesanos: el de los enanos, juglares y bufones de la familia real. Las cartas escritas por Felipe a sus hijas mientras estaban en Portugal están llenas de referencias a personas como Magdalena Ruiz, una enana retrasada mental a la que adoraban las hijas del rey. En el Museo del Prado se conserva una pintura de Isabel con la mano en la cabeza de su fiel enana, que fue su criada desde 1568 (cuando la princesa tenía dos años) y murió en Escorial en 1605. Adicta al alcohol, sufría ataques epilépticos y era capaz de tener rabietas delante del mismo rey. Era una predilecta de las masas,  que siempre coreaban: "dale la cuerda", para provocarla o asustarla. Siempre se podía contar con que Magdalena metiera la pata: tropezar, comer demasiado (especialmente fresas) y ponerse enferma; marearse antes que nadie. Pero todo ello era parte de su encanto.



Pero a pesar de las diversiones proporcionadas por los juglares y bufones, para la mayoría la vida en la corte no era particularmente agradable. Era cara, exigente y con frecuencia tediosa. La mayoría de los cortesanos estaban obsesionados por dos problemas, el aburrimiento y la promoción, obsesiones que se reflejan elegantemente en un juego para cortesano, publicado por primera vez en 1587: La filosofía del cortesano, de Alonso de Barros, dedicado a Mateo Vázquez. Se jugaba sobre un tablero con dados y fichas, combinando elementos del Palé y del Juego de la Oca. El tablero estaba dividido en sesenta y tres recuadros, los años de vida de un hombre, representando alguno de éstos las posibles trabas a su progreso, otros los beneficios. Aquellos que se colocaban en el recuadro numero quince, titulado "paso esperanzador", pagaban al "banco" y avanzaban al recuadro veintiséis, "la casa del privado". Por el contrario, los que se colocaban en el recuadro treinta y dos, "el pozo del olvido", perdían un turno y tenían que pagar a todos los demás jugadores para recordar al privado su existencia. Los  que se colocaban en el recuadro cuarenta, "cambio de ministro", retrocedian al recuadro diez, "la casa de la adulación", y los que se colocaban en el recuadro cuarenta y tres, "muere tu patrón" tenían que volver a empezar. Como decía Burleigh de la corte isabelina: un hombre sin amigos en la corte es como  un obrero sin herramientas.

Felipe II
Geoffrey Parker
Alianza Editorial

miércoles, 22 de diciembre de 2010

"COMO UN TESORO EN UN COFRE"



Debo hablar ahora de mi,
eso sería un paso en la dirección del
silencio.
Samuel Becket


"Voces. ¡si fuera posible traducir en palabras las emociones que suscitaron en nosotros las voces de aquellos a quienes amamos en el curso de nuestras vidas!
Y sin embargo las llevamos en nosotros mismos,
"como un tesoro en un cofre" que no puede ser mostrado a nadie
y del cual solo nosotros poseemos la llave"

Antonio Tabucchi


...¿Sabés que siempre me interesó el misterio de lo no dicho?, y ¿cómo las personas dicen en su cuerpo lo que su boca se niega a expresar? Un poco me fui acostumbrando a ello desde mi infancia  al ayudar a mi padre en su boliche. Aprendí  a descifrar  las palabras ocultas en los rostros de aquellos que buscaban en el alcohol una forma de tapar el dolor de sus adentros.


EMIGRANTES

"Eran historias que todos sabíamos
y que no eran contadas con palabras.
Las hablaban en silencio con sus gestos,
las decían a gritos sus miradas.
Un lenguaje secreto, silencioso y extraño
que demoramos años en aprender.
¿Cómo explicar lo imposible?
¿Cómo narrarlo sin saberlo?"

Victor Guerra

Foto: Cantu los dies Fuxios (Esquina de los días que se escapan). Escultura de Adolfo Manzano, en la senda del Cervigón (Gijón)

martes, 21 de diciembre de 2010

NO HAY PRISA EN ABRIR LOS OJOS


TRAS LAS CORTINAS SE ADIVINABA ya la luz aún manchada de sombras, pero sería- pensó-las ocho, la hora de levantarse, como todos los días de su vida. ¿Por qué? Se removió en la cama y sintió el cuerpo magullado por la batalla de cada noche, la colcha caída,  sábanas arrugadas, las cenizas de tanta gente soñada y muerta doliéndole en la almohada endurecida, pero las siete de la mañana le habían parecido siempre temprano, y las nueve demasiado tarde. Solo por eso. No había otra razón. ¿Que prisa tienes? No abras los ojos, no hay prisa. ¿Quién le hablaba? ¿Oía otra voz o se hablaba a sí mismo? Sigue ahí, descansa. No abras los ojos. La noche a sido terrible y te ha vencido. Sigue durmiendo, abre los ojos hacia ti mismo, mira dentro de ti, donde aún te late el corazón, donde están las cenizas de los que habitan tus sueños en las sombras. Pero eran ya las ocho, ¡las ocho! Y abrió los parpados, y no halló cosa en que poner los ojos, que no fuera recuerdo del olvido.


Antes del futuro imperfecto
Medardo Fraile
Paginas de Espuma

lunes, 20 de diciembre de 2010

EL LUGAR DE LA CASA




EL LUGAR DE LA CASA

Una casa que fuese un arenal
desierto; que ni casa fuese;
solo un lugar
donde la lumbre fue encendida, y en torno
se sentó la alegría; y calentó
sus manos; y partió porque tenía 
un destino; algo sencillo
y poco, pero destino:
crecer como árbol, resistir
al viento, al rigor de la invernada,
y una mañana sentir los pasos
de abril
o, ¿quién sabe?, la floración
de las ramas, que parecían
secas, y de nuevo estremecen
con el repentino canto de la alondra.

Eugénio de Andrade



Ornella Vanoni.  Sentado a la vera del camino

La poesía es la ficción de la verdad

jueves, 16 de diciembre de 2010

AQUEL TAPADO DE ARMIÑO


"La única función del tiempo es consumirse: arde sin dejar cenizas". (Elsa Triolet)

AQUEL TAPADO DE ARMIÑO

Aquel tapado de armiño,
todo forrado en lamé,
que tu cuerpito abrigaba
al salir del cabaret.
Cuando pasaste a mi lado,
prendida a aquel gigoló
aquel tapado de armiño
¡cuánta pena me causo!

¿Te acordás?, era el momento
culminante del cariño,
me encontraba yo sin vento,
vos amabas el armiño.
Cuántas veces tiritando,
los dos junto a la vidriera,
me decías suspirando:
¡Ay, amor, si vos pudieras!
y yo con mil sacrificios
te lo pude al fin comprar,
mangué a amigos y usureros
y estuve un mes sin fumar.

Aquel tapado de armiño
todo forrado en lamé,
que tu cuerpito abrigaba
al salir de cabaret.
Me resultó, al fin y al cabo,
más durable que tu amor:
el tapado lo estoy pagando
y tu amor ya se apagó.

Música: Enrique Delfino
Letra: Manuel Romero
Año 1929

miércoles, 15 de diciembre de 2010

PALABRAS QUE CURAN

Miguel Torga

Lo que cura es el aire que exhalan las palabras. (Hector Abad Faciolince)

"En Babilonia sacan de sus casas a los enfermos llevándolos a las plazas, porque los babilonios no tenían médicos. Los transeúntes se acercan al enfermo y si tuvieron ellos una enfermedad parecida o conocieron a alguna persona que la hubiera tenido, le dan consejos sobre dicha enfermedad, invitándoles a hacer lo mismo que ellos hicieron o vieron hacer para curarse. Está prohibido pasar junto a un enfermo en silencio y sin preguntarle qué enfermedad padece.

Herodoto (Clio,197)

Dar sin pedir es el único don de los dioses al alcance de los humanos.

¡Bendita la fuerza con que nací! me estoy muriendo infundiéndole valor a los demás. ¡La convicción con que a veces engaño a mis pacientes! Pero ser médico consiste también en esto, en tener capacidad de mentir persuasivamente cuando la verdad es lo opuesto a la esperanza.
En mi larga vida de médico, solo he tenido una preocupación: entender el sufrimiento ajeno incluso cuando me parecía objetivamente injustificado. No juzgarlo en ningún caso como una debilidad criticable, sino como una desgracia remediable. Y he oído más en confesión que he auscultado, me he valido siempre más del corazón que de la sabiduría. He secado más lagrimas que recetado medicamentos. He hecho de la esperanza el gran arma de mi arsenal terapéutico. Esperanza que yo no tenia muchas veces, pero que, incluso fingida, hacía milagros. No hay persona más crédula que un desesperado. Mentirle, engañarle, es casi una obligación moral ¿Se le podrá dar una solidaridad más beneficiosa?
Así recibiendo lecciones consecutivas de la sabiduría del pueblo, aprende uno humildemente, que nada sabe el que no consigue siquiera deletrear el abecedario de la realidad.



Diarios
Miguel Torga

NADA


Nada, ni siquiera el verano
está completo. Menos aún el collar
de silabas que, desvelado,
te pongo alrededor de la cintura.
Nunca me pediste más, nunca
te di otra cosa.
Cuando juntamos las manos olvidamos
que somos reos de nuestra inocencia.
Y sonreímos, ajenos
al sol que declina, a la estrella
del norte que sabemos al final.
El privilegio de la vida es este
silencio musical que desde tu mirada
cae en mis ojos
y vuelve a ti aumentado
por la luz de la mañana que barre el mar.

Eugénio de Andrade


lunes, 13 de diciembre de 2010

DESPIDOS EN EL PERIÓDICO EL COMERCIO DE GIJÓN

Solidaridad
  El Grupo vasco Vocento propietario del periódico El Comercio, tiene la intención de  trasladar la rotativa  de Gijón a  Benavente (Zamora). En Gijón se pondrán los ingredientes y los cocinarán en Zamora. El Comercio  tuvo unos beneficios el año pasado de 600.000 Euros. Este dinero que salió de los bolsillos de los lectores asturianos del periódico, servirá para enjuagar las perdidas de ABC, Punto Radio y Canal Diez. Además este grupo prepara un pelotazo urbanístico, ya que los terrenos donde están situados, tanto los talleres como la redacción, están afectado por el plan de vías y fueron recalificados, y, bien recalificados, por el Ayuntamiento de Gijón; pues de cuatro alturas que se podían construir pasaron a doce. En  el Ayuntamiento mientras tanto callan como "afogaos", no conviene ir contra el poderoso grupo Vocento.

En un primer momento la idea era trasladar los talleres a unos terrenos adquiridos en Tremañes (Gijón), pero "extrañamente" estos van a terminar en  Benavente ( Zamora), que no se hizo en una hora,  que es el  tiempo que tardarán diez furgonetas en traer "nuestras" noticias desde la meseta a Asturias.

"Los jóvenes atletas del once local  se imponen  al  rival y al  viento Sur",  pero no logran evitar el viaje de ida y vuelta a la cocina castellana. Esto es lo que diría el que fuera director del Comercio Francisco Carantoña (Till). Esperemos que el Nordeste, que limpia las mentes, se imponga al viento Sur que las atrofia,  además en este caso, los lectores tenemos el poder en nuestras manos.
 ¡Yo lo tendría muy claro, me cambio al Voluntad! 

viernes, 10 de diciembre de 2010

MELANCOLÍA DE DESAPARECER (AGUSTÍN DE FOXA)


Soy aristócrata, soy conde, soy rico, soy embajador, soy gordo, y todavia me preguntan por qué soy de derechas. ¿Pues qué coños puedo ser?

MELANCOLÍA DE DESAPARECER

Y pensar que después de que yo me muera,
aún surgirán mañanas luminosas,
que bajo un cielo azul, la primavera,
indiferente a mi mansión postrera,
encarnará en la seda de las rosas.

Y pensar que, desnuda, azul, lasciva,
sobre mis huesos danzará la vida,
y que habrá nuevos cielos de escarlata,
bañados por la luz del sol poniente
y noches llenas de esa luz de plata,
que inundaban mi vieja serenata,
cuando aún cantaba Dios, bajo mi frente.

Y pensar que no puedo en mi egoísmo
llevarme al sol ni al cielo en mi mortaja,
que he de marchar yo solo hacia el abismo
y que la luna brillará lo mismo
y  ya no la veré desde mi caja.

Agustín de Foxa






jueves, 9 de diciembre de 2010

EL OJO MORADO DE BERNIE ECCLESTONE


A Bernie Ecclestone unos ladrones le acaban de robar tiempo y dinero."Nos quitaron los relojes, pero no llevaron mucho dinero". Berni  aprovechó la desgracia para hacer negocio y es la estrella de un anuncio que tiene el siguiente lema "Vea lo que las personas harían por un reloj del cuco". Para Berni Ecleston  trescientos mil euros es "poco dinero" y el reloj no lo necesita, pues no tiene tiempo.  Lo que más  preocupa  a Bernie es quedar inutilizado del  ojo  derecho que es el que utiliza para escoger  novias y hacer negocios. Fabiana Flosi le entró por ese ojo y desde entonces, es su ojito derecho.  Fabiana  que espera que no sea nada lo del ojo, está más preocupada por ese oscuro objeto del deseo con el que se pueden conseguir  todos los placeres de este mundo y que se llama cartera. 

EL OJO DE CRISTAL

Cuenta Curzio Malaparte en Kaputt, que cuando el ejercito alemán se encontraba en Ucrania, cerca de Poltava. La región estaba infestada de milicianos. Cierto día un oficial alemán pasó al frente de una columna de artilleros por el medio de un pueblo. Cuando la columna estaban saliendo del mismo, fue atacada por milicianos, entonces el oficial mandó arrasar el pueblo y fusilar a todos los miliciano, entre ellos, un niño de diez años.
El oficial con voz sorprendentemente dulce le dijo al niño: Escucha, yo tengo un ojo de cristal. Cuesta distinguirlo de verdad. Si adivinas cuál de los dos es el de cristal, dejaré que te marches, te dejaré libre, pero tienes que responder enseguida,  sin pensar.
-El ojo izquierdo-responde el muchacho al instante
-¿Cómo lo has sabido?
-Porque de los dos es el único que tiene algo de humanidad.

PIEL HUMANA

Tomas Eoly Martínez me contó que la actriz Norma Aleandro visitó en cierta ocasión una estancia en algún lugar de la Patagonia. Los acaudalados terratenientes, orgullosos con  sus propiedades le mostraron muchas de sus obras de arte: cuadros valiosos, cerámicas, libros. Animados por el cortes entusiasmo de Aleandro, sus anfitriones dijeron que iban a enseñarle su tesoro fastuoso, y le pusieron en la mano un librito con poemas de Goethe. Aleandro alabó la suavidad de la encuadernación, delicadamente trabajada. "Si, eso dijeron los dueños. Está encuadernado con piel humana.

Diario de Lecturas
Alberto Menguel

miércoles, 8 de diciembre de 2010

NO SE PUEDE MATAR A DIOS


El hombre siempre a tratado de conciliar lo que cree por fe con lo que cree por investigación experimental, es decir, conciliar lo inconciliable.Grave error. Fe e investigación científica son dos valores distinto del patrimonio ideal de la humanidad, y lo mejor es dejar a cada uno su valor intacto, y pensar que la riqueza del mundo es lo que  es por ser tantas las verdades.

Nueva Enciclopedia
Alberto Savino


...El mayor problema de la modernidad sigue siendo el problema religioso-dijo Bengt von Törne-. On ne peu pas tuer Diu.
 Y contó el episodio ocurrido un tiempo atrás en Turka, la ciudad finlandesa bañada por el golfo de Botnia. Un paracaidista soviético que había tomado tierra en los alrededores de la ciudad había sido apresado y encerrado en la prisión de Turka. El prisionero era un hombre de unos treinta años que trabajaba como obrero mecánico en una planta metalúrgica de Járkov, y un comunista convencido. De talante meditabundo, parecía no solo interesado sino también informado acerca de muchos problemas, sobre todo de tipo moral. Poseía una cultura sensiblemente superior a la de los udárniki y stajánovtsi, los obreros de esas "brigadas de asalto" que en las fabricas soviéticas tomaban el nombre de Stajánov, su inventor y organizador. En su celda de la prisión no hacia más que leer, con preferencia libros de argumento religiosos, que el director de la cárcel, interesado por un ejemplar humano tan singular y complejo, le permitía escoger de su biblioteca personal. Naturalmente era materialista y ateo.
Pasado un tiempo lo pusieron a trabajar como mecánico en el taller de la cárcel. Cierto día el prisionero solicitó hablar con un sacerdote. Un joven pastor luterano, muy estimado en Turka por su piedad y su doctrina, amén de célebre predicador, se llegó a la cárcel y fue conducido a la celda del paracaidista soviético. Los dos hombres se quedaron solos en la celda por espacio de casi dos horas. Cuando el pastor, terminado el coloquio, se levantó para salir, el prisionero le puso las manos sobre los hombros y, tras un momento de duda, lo abrazó. Los detalles aparecieron publicados en los periódicos de Turka. Pasadas unas semanas, el prisionero, que durante los últimos días parecía atormentado por un pensamiento secreto y doloroso, solicitó entrevistarse de nuevo con el pastor, que regresó a la cárcel y se encerró, como la primera vez, en la celda del comunista. Había trascurrido más o menos una hora cuando el carcelero, que hacia la ronda por el comedor, oyó los gritos de alguien pidiendo ayuda. Abre la celda y se encuentra al prisionero de pie, recostado en el muro, y frente a él, tendido en el suelo sobre un charco de sangre, al pastor. Antes de expirar, el pastor explicó que, al final del coloquio, el prisionero lo había abrazado y, al hacerlo, le había hundido una afilada hoja de hierro en la espalda. Durante el interrogatorio posterior, el asesino declaró haber matado al pastor porque éste, con la fuerza de sus argumentos, había turbado su conciencia de comunista y ateo. Lo condenaron a muerte y fue fusilado.
-Quiso matar a Dios- concluyó Bengt vonTörne- en la figura del pastor.

Kaputt
Curzio Malaparte

P.D. Dibujo de  Clifford Harper

lunes, 6 de diciembre de 2010

EL VERANO ES ASÍ (EUGÉNIO DE ANDRADE)


El verano es así: la masculina y mineral
y casi táctil vibración de las cigarras.
No solo yo, también ellas
se alimentan de claridad,
huyen de los oscuro.
Porque lo oscuro es donde se cobijan
la calumnia y la usura,
lo oscuro es donde la vanidad
y la demencia del lucro acuden
a la llamada de lo más rastrero.
El cielo no pasa de ser un inmenso
y vacío agujero negro,
pero tengo la esperanza de que el infierno
conserve aún activas las hogueras
de la inquisición, y entre sus llamas
pueda oírse un día
a esos perros, que tanto abusan del poder,
chirriar, como las cigarras en el verano.

Eugénio de Andrade


viernes, 3 de diciembre de 2010

CAZA A LA ESPÍA

Joe Wilson es un diplomático americano casado con una espía encubierta de la CIA; Joe cuida de los niños mientras su mujer espía, " ten cuidado Valeri, espía, pero segura" . La vida de los Wilson va a dar un giro inesperado cuando los "Jefes Espías" de su mujer se enteran de que Joe Wilson fue embajador en Niger y le encargan el trabajito de ir a dicho país y averiguar si vendieron uranio enriquecido a Irak. Cuando Joe Wilson vuelve del País africano redacta unos informes en los que cuenta que lo único que pudieron intercambiar ambos países fue miseria.

Estamos en el año 2003, Bush y sus amigos están locos por invadir Irak, y, cualquier excusa les vale. El presidente de los EEUU explica en Televisión los motivos de la invasión, entre ellos lo del Uranio enriquecido que  vendió Niger a Irak. En ese momento a Joe Wilson se le atraganta el Donuts del desayuno y decide escribir un articulo en el The New York Times negando los hechos.

En venganza por este articulo alguien filtra a la prensa que Joe Wilson está casado con Valerie Plame, la espía descubierta de la CIA. Y a partir de entonces comienzan los males de nuestra pareja protagonista. La Peli se deja ver con agrado y mezcla imagenes de ficción con otras reales en las que los políticos del momento cuentan sus trolas. Pelicula Especialmente recomendable para Aznar y Tony Blair.

Naomi Wastts que hace de Valerie Plame, está bastante sobria, ya se sabe, si espías no bebas. El que bebió fue el director Doug Liman, pues tiene un movimiento de cámara propio de un afectado por el delirium tremens, Sean Peen está como siempre, muy peliculero, le pegaba mejor el papel de presidiario que el de diplomático, además ya tiene los tatuajes incluidos.
La historia que se cuenta en la Peli está basada en un hecho real, lo único irreal son Bush y sus colegas.

LOS TÁRTAROS EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Pensaba en los soldados de Guerra y paz, en los caminos de Rusia, sembrados de cadáveres rusos y franceses y de carroñas de caballo. Pensaba en ese olor de hombres muertos, de animales muertos; en los soldados de Guerra y paz, abandonados aún con vida a un lado del camino, a merced del pico rapaz de los cuervos. Pensaba en los caballeros tartaros, en los caballeros de Amur, armados con arco y flechas, a los que los soldados de Napoleón llamaban les Amours, en esos infatigables, velocísimos y terribles caballeros tártaros que surgían de los bosques para flagelar la retaguardia enemiga, en esa antigua y noble raza de caballeros que nacían y vivían con los caballos, que se alimentaban base de carne de caballo y leche de yegua, que se vestían con piel equina, dormían bajo tiendas de cuero de caballo  y se hacían enterrar montados sobre sus sillas en fosas profundas, a lomos de sus caballos.
Pensaba en los tártaros del Ejercito Rojo, que son los mejores mecánicos de la URSS, los más audaces en su trabajo, los mejores udárniki y stajánovts, la punta de lanza de los "escuadrones de asalto" de la industria pesada soviética. Pensaba en los tártaros del Ejercito Rojo, que son los mejores pilotos de carros de combate y los mejores mecánicos de las divisiones acorazadas y de la aviación. Pensaba en los jóvenes tártaros a quienes los tres planes quinquenales han transformado de caballeros en operarios mecánicos, de pastores de caballos en udárniki de las plantas metalúrgicas de Stalingrado, Járkov y Magnitogorsk.

Kaputt
Curzio Malaparte

Estoy disfrutando con la lectura de este libro de Curzio Malaparte. Cuando escribe "los  prisiones que los tártaros atan a  los cadáveres, abdomen con abdomen, cara con cara, boca con boca hasta que el muerto se come al vivo" me recordó el poema, Crónica, de José Carlos Llop.

CRÓNICA

A finales de la II Guerra
cuando los soldados tártaros del ejercito Rojo
apresaban a un enemigo,
no lo mataban enseguida
pues en Tartaría son los muertos
los que matan a los vivos.
Ataban entonces al prisionero
al cadáver de uno de sus compañeros
él ya no volvería a galopar
por las estepas de Asia,
ni a cazar al alba
con el silbido del viento,
ni a dormir con su familia
al calor del fuego.
Los ataban frente a frente,
boca a boca, cuerpo a cuerpo,
como amantes en su primera noche.
Y la putrefacción del cadáver
conducía al soldado,
en un abrazo lento y letal,
hasta el reino de los muertos.
Evitaré detalles que son fáciles
de imaginar; el hedor, los gusanos
y el horror del soldado preso.
Algo así nos espanta ahora,
sin pensar que  nuestra vida
es la condena a morir abrazados
al cadáver descompuesto
de ése que fuimos
en los días que galopábamos
por las estepas de Asia
y las mujeres nos amaban
en una tienda hecha de pieles,
mientras los, allá arriba,
escribían con luz fría
nuestro destino de hombres
enfrentados a su sombra.

José Carlos LLop

jueves, 2 de diciembre de 2010

LOS PAPELES DE WIKILEAKS



Gracias a los papeles de Wikileaks acabamos de saber que  cuando Miguel Ángel Moratinos era Ministro de Asuntos Exteriores y se encontraba en su despacho  leyendo la novela de Arturo Pérez Reverte- "Ala Triste"- recibió una llamada de Hillary Clinton interesándose por la reserva que España había echo para acoger a alguno de los presos de Guantánamo. Miguel Ángel Moratinos que estaba Triste del Ala, pues ZP le acababa de comunicar que le iba a  cesar como Ministro de Asuntos Exteriores, le explicó a Hilary, entre suspiros, que por 85.000 dólares del ala, solo podían acoger a cuatro presos; un sirio, dos palestinos y, un yemeni.

Lo de los chinos está más complicado, pues no queremos enturbiar nuestras relaciones con el gigante asiático.  Miner que tiene muy buenas relaciones en China y en todo el mundo, gracias a su blog  "La chorrada que nunca cesa",  me dice que, con un rollito en primavera, un arroz con la cubana, una tienda de todo a Cien y los 85.000 dólares,  se hace cargo de un chino y de los mil millones si hace falta.


P.D. El mismo día, Martes 20 de noviembre del 2010, la primera página del periódico El País, traía una noticia de lo más luminosa.  "Un electricista jubilado saca a la luz 271 obras de Picasso". Sólo Dios o un electricista puede decir eso de: ¡hágase la luz!


Jaime Urritia........La culpa fue del cha cha


martes, 30 de noviembre de 2010

EL SOL AMANECÍA



El "Talmud" dice que, cuando Alejandro preguntó a  los sabios qué había sido creado primeramente, si la luz o la oscuridad, les respondieron: Esta cuestión no está aún decidida"

Pueden los soles ponerse y retornar,
pero, cuando una sola vez, para nosotros, la
breve luz se apaga.
Una sola y perpetua noche ha de ser dormida.
Catulo

Así que todavía podemos hacernos buena cuenta del temor y temblor de nuestros antepasados más remotos, cuando el sol iba acortándose en los días de otoño; y también de su alegría de que, de todos modos, se alargaría en el solsticio, por los días de la Navidad precisamente que es una fiesta que en siglo IV se puso, en ese instante exacto del resurgimiento del sol, como símbolo del sol de justicia que era Cristo. El sol amanecía.
Y, "por los Reyes, lo conocen los bueyes" decía el viejo refrán de es afianzamiento del sol, ya en enero, mes en el que muren los bueyes.

"El gallo despierta a los que duermen
cuando canta devuelve la esperanza
a los enfermos de la salud".
(himno a la hora de Laudes)

Al gallo se le ha tachado de peleón, sanguinario y lujurioso, y, lo que es peor, de ser agorero de la muerte; de manera que en las aldeas, no hace tantos años, si un gallo cantaba durante la noche, se pensaba que anunciaba una muerte; se iba a por él al gallinero, y se le retorcía el pescuezo.
Pero, de todas maneras, ha prevalecido durante mucho tiempo, la leyenda de su valentía, y se lo consideró siempre como muy capaz de enfrentarse al león; y se decía que en sus vísceras había una piedra llamada "aleatoria", que a quién se hacia con ella proporcionaba valor. 

José Jiménez Lozano
Ni venta ni alquilaje.

domingo, 28 de noviembre de 2010

LEÓN TOLSTÓI

"Yo mismo soy naturaleza"

La cara de Tolstói en un principio decepciona a todos los que la ven. Han viajado en el tren desde varias millas de distancia, han recorrido luego el trayecto desde Tula para verse ahora esperando, con respeto, en el recibidor del maestro.
Entonces por fin se abre la puerta y se le ve entrar: un hombrecito bajo y corpulento, cuyo andar es tan ágil que la barba se balancea; y entonces el hombre se detiene delante del sorprendido huésped exhibiendo una amable sonrisa. ¿Cómo? ¿Este hombrecito amable y apacible, este "padrecito de andar ágil por la nieve", es realmente León Nikoláyevich Tolstói? El temor previo ante esa majestad se esfuma, y la curiosidad, un poco más animada, se atreve a mirarlo a la cara.
Sin embargo, de repente, al que levanta la vista se le hiela la sangre. Como una pantera, tras las tupidas junglas de las cejas salta una mirada gris, esa mirada inaudita de Tolstói que no revela ningún cuadro y de la cual habla todo el que miró alguna vez a la cara a ese ser imponente. Nadie puede mentir ante esa mirada penetrante y perforadora de Tolstói, y eso lo atestigua Turguéniev, Gorki y otro centenar de testigos.

Goethe (hermano con Tolstói en el horóscopo por el mismo día de nacimiento, el 28 de agosto y por mantener también su creatividad universal hasta los 83 años), permanece sentado a los sesenta tras las ventanas cerradas, gordo y temeroso del invierno desde hace mucho tiempo; Voltaire, anquilosado y más parecido a  un ave siniestra y furibunda que a un hombre garabatea en su escritorio papel tras papel; Kant recorre a duras penas, tieso y cansado, con una manía mecánica, La Königsberger Alle. Mientras tanto nuestro hombre, Tolstói el anciano henchido, sumerge su cuerpo envejecido en el agua helada, siega el jardín y corre con agilidad tras la pelota cuando juega al tenis. El hombre de sesenta y siete  años viaja veloz sobre esquís por la pista de hielo, a los ochenta, tensa a diario los  músculos con el esfuerzo de la gimnasia y a los ochenta y dos años, a un paso ya de la muerte azuza a su yegua con el látigo cuando ésta, después de veinte verstas de duro galope, se detiene a corcovear.  

"No puedo interesarme por la muerte, principalmente por una razón, y es que ella, mientras yo viva, no existe".

Pero tan sobrehumano como la vitalidad de Tostói es su miedo a la muerte.
Ante la primera sensación de proximidad de  la Parca, comienza a temblar. La más tenue disminución de la vitalidad significa  una especie de enfermedad ( a los treinta y seis años ya se autodenominaba "un hombre viejo")
Solo, precisamente, porque Tosltói vivió la muerte en medio de la vida de un modo más vehemente que los demás, la hizo viva para todos nosotros como no lo consiguió ningún otro.

"No, León Nikoláyevich, yo no puedo estar de acuerdo con usted en eso de que las relaciones entre los hombres pueden mejorarse únicamente por medio del amor. Eso solo pueden decirlo los que tienen una buena educación, gente que siempre tiene la barriga llena. Pero ¿qué podrá decirles a los que pasan hambre desde la niñez, a los que han sufrido durante toda su vida bajo el yugo de un tirano? Esos lucharán y se esforzarán por librarse del yugo. Y eso lo digo en vísperas de su muerte, León Nikoláevich , el mundo se ahogará en sangre y matará más de una vez no solo a los amos, sin distinción de sexo, sino también a sus hijos, los hará pedazos, para que la tierra no tenga que sufrir nunca más nada malo proveniente de ellos. 
Lamento  que usted no viva ya esa época, para que pueda ser testigo de su error, le deseo una muerte  apacible".

Nadie sabe quién escribió esta carta relampagueante. ¿Fue Trostki, fue Lenin, fue alguno de los muchos revolucionarios anónimos que se pudrían en prisión? Nunca lo sabremos pero tal vez en ese instante Tolstói ya se enterase de que su doctrina era puro humo, palabras efímeras frente a la realidad; que la confusa y desenfrenada pasión sería siempre más poderosa entre los hombres que la bondad fraternal. Su rostro, cuentan los testigos, se puso serio en ese instante. Tomó papel en sus manos y se retiró a su habitación, con un atisbo de sospecha soplándole un vaho gélido sobre su envejecida cabeza.

Tres poetas de sus vidas
Casanova, Stendhal, Tolstói
Stefan Zweig

P.D El día 20 de noviembre del 2010 se cumplió el centenario de la muerte de Tolstói.


sábado, 27 de noviembre de 2010

DESDE EL FONDO DEL CUERPO


...Siento dolor de quien no duerme,
de quien pasa la noche esperando
que despierte el silencio.

No dormía, pasaba horas y horas a la escucha, acabando por distinguir en lo enmarañado de los sonidos los rumores más ínfimos, la araña tejiendo su tela o, todavía menos audible, la luz abriéndose camino a pulso ente la espesura de los cortinajes. El silencio llegaba tarde, perdido en la calle el eco de los paso postreros. Solo entonces adquirían relieve aquellos golpes venidos del fondo del cuerpo. Siempre habían estado allí, pero solo a aquella hora surgían limpios de otros ruidos, cada uno de ellos con perfil de espada. ¿Hasta cuándo irían a durar? Porque llegaría un momento, de eso no tenía la menor duda, en que el desierto de la noche y el silencio del cuerpo formarían una sustancia única, para siempre inseparable del ardor del roció, subiendo matinal los últimos peldaños.

Eugénio de Andrade


jueves, 25 de noviembre de 2010

"EL POLVO ME MATA"


Estos de la foto son unos ojeadores de las buenas costumbres, se encuentran delante del Puti- Club "El Polvo me mata". Su misión consiste en que todos los clientes que acudan al mismo vayan provistos del correspondiente Con...dón. Un experto en temas sexuales como el Papa Joseph Ratizger acaba de reconocer que el uso del Con...dón  reduce el riesgo de contaminación en los casos de prostitución. Según el Papa, el Con... dón "se debe utilizar dentro del contexto humanizador de la sexualidad".  Traducción del Arameo al castellano: Echar un polvo, además de humano, resulta divino. 
Benigno Blanco presidente del Foro Español de la familia, reconoce muy "finu" él, que el "profiláctico", como es obvio, reduce el riesgo, pero estas cosas mejor hacerlas  en casa  para crear familias numerosas, y si la cosa falla, y, las familias son más que numerosas,  la culpa de ese paisano llamado Ogino Zapatitos.


LOS INFORMANTES (ALFAGUARA)
(...)Llegó a la pensión pasadas las cinco de la tarde. En el camino se había cruzado con el grupo de hombres que iban a homenajear al Arzobispo tal como un par de horas antes lo habían hecho sus mujeres, y pensó en lo curiosa que era la gente de Bogotá, que todo lo hacía así, ellos por un lado y ellas por el otro, era un milagro que no se hubieran extinguido. Entre los hombres había visto a don Federico Azate, con quien tenía cita más tarde, y actuó como actuaba siempre que se encontraba en la calle con alguno de sus clientes, mirándose las chancletas, las uñas blancas de los pies, contándose los dedos, porque creía que así, pensando en otra cosa y no en disimular, dejaban de ser visibles en su cara la vergüenza del otro y su propio disimulo. Y ahora en su cuarto se acostó a esperar. No podía hacerlo mirando por la ventana, porque su cuarto no tenía ventana. "Me di cuenta de que la gente sin ventanas espera distinto", nos dijo después. A las seis y cincuenta, cuando llegó Federcio Alzate, seguía esperando. Josefina tenía por costumbre exigir que sus clientes la llevaran a otra parte, por una especie de acuerdo tácito con Deresser y porque a ella también le parecía mejor no dormir en la misma cama en la que se había ganado la plata para pagarla.
Juan Gabriel Vásquez


Fito Y Fitipaldis - Soldatito Marinero

miércoles, 24 de noviembre de 2010

DEL OTRO LADO



...Desde la vulva inicial, el hombre no es más que camino.¿Hacia dónde? Eso es lo que no sabemos. ¿ Pero merece la pena preguntarlo?

También yo me he sentado ya algunas veces a las puertas del crepúsculo, pero quiero decirte que mi comercio no es el del alma, hay iglesias de sobra y nadie te impide entrar. Muere si quieres por un dios o por la patria, eso es cosa tuya; hasta puede suceder que mueras por algo que te pertenece, pues siempre patrias y dioses han sido propiedad solo de algunos, pero no me pidas a mí, que solo conozco los caminos de la sed, que te muestre la dirección de los manantiales.

Eugénio de Andrade

martes, 23 de noviembre de 2010

SILENCIO: LENGUA DEL ALMA


Nadie sabe las palabras 
que caben en un silencio.
 Silencio: lengua del alma.

J. Antonio Muñoz Rojas



...Estaba oscureciendo. Lleva muchos meses sin ver ponerse el sol. Después del largo verano boreal, después del interminable e ininterrumpido día estivo, sin alba y sin ocaso, el cielo empezaba por fin a languidecer sobre los bosque, sobre el mar, sobre los tejados de la ciudad, y algo parecido  a una sombra (quizá fuera tan solo el reflejo de una sombra, la sombra de una sombra) se extendía  por oriente. La noche nacía despacio, una noche afectuosa y delicada, y en occidente el cielo ardía sobre los bosques y los lagos, abarquillándose en el fuego del ocaso como una hoja de roble en el fuego exhausto del otoño.

Kaputt (Curzio Malaparte) 

lunes, 15 de noviembre de 2010

INMORTAL SONATA DE LA MUERTE

Atardecer en Gijón
No hay pasados ni futuros sino una rueda de presentes que gira continuamente alrededor de un eje cuya naturaleza no podemos adivinar. Para defendernos de esta ignorancia hemos forjado la gran ilusión de que la rueda se desliza por un camino que procede del pasado y conduce al futuro. (La rueda)
Rafael Argullol

Inmortal Sonata de la Muerte

Al fin he descubierto el verdadero nombre del insomnio. Pasan los siglos como mansos bueyes, los acontecimientos como caballos con la crin dura por la velocidad. Pasan las canas en una multiplicación sistemática y clandestinas. Pasa mi padre hacia donde le aguarda el suyo. Pasan todos cuantos conozco, todos aquellos que amo. Pasa la especie donde habito. Pasa todo en silencio. Somos los lentos forajidos que inventamos los mitos, las religiones y la historia, el lenguaje, las drogas y el amor, únicamente porque sabemos que vamos a morir. Ahora se que un abrazo llevan al fondo un pequeño violín de espanto, una matriz de desconcierto. Y en la alta noche, a unos pasos de los antiguos y a unos paso de nuestros futuros arqueólogos, nos sentamos sobre las mantas, ateridos de perplejidad y de emoción. Y algo gigante y cósmico nos acaricia un poco nuestra cabeza ebria, antes de que tengamos tiempo de llegar, como locos, al interruptor de la luz.

Felix Grande

LA GUERRA COMO NEGOCIO




A LOS QUE LES FUE BIEN

La fascinación que sintieron los delegados soviéticos al contemplar los enormes anillos que llevaba en los dedos Goeríng, fue comparable a la que habían experimentado al oír las historias que aseguraban que solía vestir toga romana y sandalias incrustadas con diamantes cuando disfrutaba de la tranquilidad de su hogar.
     El misterio de Olga Chejova (Antony Beevor)


Coincidiendo con la terminación de llamada Gran Guerra, que en el fondo no fue más que una de las mayores barbaridades que ha presenciado la historia  en todos los tiempos. En España se dejó sentir, en la llamada clase media y en las clase desheredadas, de una manera palpable, el bochorno del hambre.

En España durante la Guerra se desataba el ansia de los negocios. Los periódicos informaban de los gastos fantásticos de la guerra, de las oscilaciones tremendas en los valores de la Bolsa. Los precios de los fletes y el transporte, bajo el temor de los submarinos, hacían los seguros costosísimos...Todo esto contribuía a la fiebre en los negocios, a arriesgar dinero, y a hacerse rico, a ser posible de la noche a la mañana. Vino la fiebre del oro; el dinero se hizo atrevido, surgiendo de la noche a la mañana los nuevos ricos. Se hacían  especulaciones fantásticas en la Bolsa, los navieros eran los amos del mundo pues el que tenia un barco viejo, cuatro tablas que podían navegar, era poderoso.
Inglaterra necesitaba carbón y aún no le bastaba,  en Asturias se duplicaba el trabajo, y, el carbón en malas condiciones se vendía a peso de oro. Los mineros ganaban grandes jornales y bebían el champan en jarros; se despreciaba la sidra. En los escaparates de las tabernas de Bilbao se veían y bebían los mejores vinos; nadie tenía aprecio al dinero. En Santander, un naviero enriquecido regalaba a su peluquero un salón a lo yanki. Se hacían hoteles frente al mar y en todas partes se oían conversaciones sobres los marcos, los francos y las libras, comentarios de los avances y desastres de las tropas...Se hablaba del contrabando a manos vistas, de trenes enteros que pasaban por las aduanas abarrotados de ganados y mercancías. Las vacas y el ganado de cerda adquirían grandes precios. Se notaba la escasez de legumbres, de patatas, de judías y hasta los garbanzos, que fuera de España no tienen aceptación. Las fabricas de Barcelona no daban abasto; se trabajaba día y noche, los jornales se triplicaban y se dejaron para la Península los géneros más malos e inasequibles. Las fabricas de curtidos y de botas, vendían sus géneros que, por su elevado precio, parecían de piel humana.
Esta fue la época mas próspera, coincidiendo con la gran elevación de los jornales y la mano de obra. Luego ya se firmó la paz, se hizo el tratado de Versalles, los españoles ya no pudieron hacer contrabando y los barcos, que tanto habían producido, hubo que arrinconarlos como trastos viejos.

La España Negra
José Gutiérrez Solana

A LOS QUE LES FUE MAL

Nosotros tenemos dos culpas, la nuestra, y la de sentir esa culpa como una cruz, pues ninguno de nosotros es culpable de nada, ya que no hicimos otra cosa que defendernos del fascismo. Le he dado a eso vueltas y más vueltas en la cabeza, y no acabo de entenderlo. Nos han combatido con las peores armas, la traición, los mercenarios, la iglesia, y las potencias extranjeras, unas por fascistas y otras por cobardes, nos dieron la espalda, y por lo tanto estamos aquí, por todas esas causas. Nos obligaron ha hacer una guerra que no queríamos y que ellos empezaron. Eso es así. Pero al mismo tiempo se siente uno culpable por no haberlo dado todo. Y no lo hemos dado todo, puesto que seguimos vivos. Eso se lo oímos al Campesino y tenía razón. Es el mayor dolor que nos queda.

Días y noches
Andres Trapiello


Desde el mirador de la guerra, artículo de Antonio Machado.
La Vanguardia (Barcelona) 3 de mayo de 1938.
Veamos el caso de una nación como la nuestra, pobre y honrada. En ellas unos cuantos hombres de buena fe, nada revolucionarios, tuvieronla insólita ocurrencia, en las esferas del gobierno, de gobernar con un sentido de porvenir, aceptando, sinceramente, un mínimun de las más justas aspiraciones populares, entre otras, la usuaria pretensión de que el pan y la cultura estuvieran un poco al alcance del pueblo.
Se pretendía gobernar, no sólo en el sentido de la justicia, sino en provecho de la mayoría de nuestros indígenas. Inmediatamente vinos que la paz era el feudo de los injustos y de los menos. Y sucedió lo que todos sabemos, primero la calumnia insidiosa y el odio implacable, a aquellos honrados políticos, después la rebelión hipócrita de los militares, luego la rebelión descarnada, la traición y la venta de la patria a todos para salvar los intereses de unos cuantos.
El por qué de esta monstruosidad se ve muy claro desde el mirador de la guerra. La paz circundante es un equilibrio entre fieras y un gentlemen agreement. La corriente belicista es la más profunda en todo el occidente porque su cultura es preponderantemente polémica. Todas las grandes naciones están convencidas de la fatalidad de la guerra. La guerra se cotiza como amenaza y como medio de chantaje, antes de ser un hecho irremediable. España es una pieza en el tablero para la bélica partida. Y ocurrió lo inevitable.
Dos grandes potencias se propusieron eliminarla. Los españoles pensamos ingenuamente que la España propiamente dicha, no la que se vendía, tendría de su parte a dos grandes imperios. No fue así. Ambos concertaron la fórmula de no intervención con la participación de sus adversarios. Ya es voz unániume de la conciencia universal que el pacto de no intervención en España constituye una de las más grandes iniquidades de la historia.
Antonio Machado.

martes, 9 de noviembre de 2010

COMO UNA PINTURA NOS IREMOS BORRANDO



Cuando nos asalte la lluvia
en un recodo del camino
y nos sorprenda un súbito silencio,
cuando la débil pintura de nuestros días
se diluya, cuando dejemos para siempre
esta tierra prestada.
cuando no seamos
sino una débil sombra del olvido,
cuando toda nuestra vida
se borre como un dibujo de arena,
entonces nuestros recuerdos
nos revelarán por fin su triste paradoja:
nacer inmortales para una muerte segura.


Martín López Vega

P.D. Foto tomada hoy en Gijón (iglesia de San Pedro)

LA PESTE (ALBERT CAMUS)





"No hablaba nunca sino era para decir algo"


(...)Sin salir de la sombra, el doctor dijo que había ya respondido, que si él creyese en Dios todo poderoso no se ocuparía de curar a los hombres y le dejaría a Dios ese cuidado. Pero nadie en el mundo ni siquiera Paneloux, que creía y cree, nadie, cree en un Dios de este género, puesto que nadie se abandona enteramente, y que en esto por lo menos él, Rieux, creía estar en el camino de la verdad, luchando contra la creación tal como es.

(...)Sabe usted que yo me siento más solidario con los vencidos que con los santos. No tengo afición al heroísmo ni a la santidad. Lo que me interesa es ser hombre (Rieux).

(...)Sabían, ahora, que hay una cosa que se desea siempre y se obtiene a veces: la ternura humana...no había uno solo de sus sufrimientos que no fueran al mismo tiempo el de los otros, y en el mundo en el que el dolor es tan frecuentemente solitario es una ventaja.

(...)El mal que existe en el mundo proviene casi siempre de la ignorancia, y la buena voluntad sin clarividencia puede ocasionar tantos desastres como la maldad. Los hombres son más bien buenos que malos, y, a decir verdad, no es ésta la cuestión. Solo que ignoran, más o menos, y a esto se llama virtud o vicio, ya que el vicio más desesperado es el de la ignorancia que cree saberlo todo y se autoriza entonces a matar

¿Quién le enseño a usted todo eso, doctor?
La miseria

....En medio de los gritos que redoblaban su fuerza y su duración, que repercutían hasta el pie de la terraza, a medida que los ramilletes multicolores se elevaban en el cielo, el doctor Rieux decidió redactar la narración que aquí termina, por no ser de los que se callan, para testimoniar en favor de los apestados, para dejar por lo menos un recuerdo de la injusticia y de la violencia que les había sido hecha y para decir simplemente algo que se aprende en medio de las plagas: que hay en los hombres más cosas dignas de admiración que de desprecio.Pero sabía que, sin embargo, esta crónica no puede ser el relato de la victoria definitiva. No puede ser más que el testimonio de lo que fue necesario hacer y que sin duda deberían seguir haciendo contra el terror y su arma infatigable, a pesar de sus desgarramientos personales, todos los hombres que, no pudiendo ser santos, se niegan a admitir las plagas y se esfuerzan, no obstante, en ser médicos.Oyendo los gritos de alegría que subían de la ciudad, Rieux tenía presente que esta alegría está siempre amenazada. Pues él sabía que esta muchedumbre dichosa ignoraba lo que se puede leer en los libros,que el bacilo de la peste no muere ni desaparece jamás, que puede permanecer durante decenios dormido en los muebles, en la ropa, que espera pacientemente en las alcobas, en las bodegas, en las maletas, los pañuelos y los papeles, y que puede llegar un día en que la peste, para desgracia y enseñanza de los hombres, despierte a sus ratas y las mande a morir en una ciudad dichosa.


La peste (Albert Camus)

P.D. Hace años que la leí. Estas son algunas de las cosas que anoté. La vida sigue igual. ¡Qué final de novela!

lunes, 8 de noviembre de 2010

EL EDIFICIO YACOBIÁN

El Edificio Yacobián
Alaa Al Aswany
Maeva

El edificio Yacobián  fue construido en 1930 y está situado en pleno centro comercial de El Cairo. El edificio es una copia de otro que existía en el barrio Latino de París. El autor de la novela Alaa Al Aswany además de dentista, es escritor y periodista; como dentista tuvo  su primera consulta en el edifico. En la novela se cuenta la vida de los diferentes habitantes del inmueble. Entrelazando las historias, tanto de los que viven en los pisos del edificio, como en las pequeñas buhardillas de la azotea, que están habitadas por familias muy pobres. Sorprende en la novela la manera que el autor trata la agitada vida sexual de los diferentes inquilinos del edificio, incluido un tema  tan mal visto en el mundo árabe como la homosexualidad. El edificio es un reflejo a pequeña escala de la sociedad Egipcia y los males que padece  la misma, como la religión, la corrupción y el fundamentalismo. La novela fue traducida a 19 idiomas siendo un éxito de ventas a nivel mundial. A mi me resultó amena su lectura. Basada en la novela se hizo una de las películas más caras del cine Egipcio. 

Hatem Rachid era jefe de Redacción en el periódico El Cairo. Dialogo con su amante Abd Rabbuh:

- A mi se me a pasado ya el tiempo de los libros.
-No, Abduh, quítate esa idea de la cabeza. Tiene veinticuatro años, toda la vida por delante.
-Todo está en manos del destino.
-¿Otra vez ese discurso retrasado? Tú eres el único que puedes construir tu destino. Si hubiera justicia en este País, alguien como tú podría estudiar a cuenta del estado. La educación la sanidad y el trabajo son derechos naturales para cualquier ciudadano en todo el mundo, pero el sistema en Egipto se ha propuesto abandonar a los pobres como tú en la ignorancia... Y mientras tanto los grandes roban cada día millones del pueblo.

Esta canción de Edith Piaf está muy presente en la novela:






sábado, 6 de noviembre de 2010

LA FELICIDAD


Botanico de Gijón

 En el  blog  Crisis de Papel,  de José Luis García Martín, encuentro estos versos de Joaquín María Bartrina. "Si quieres ser feliz, como me dices, no analices, muchacho, no analices". Así que me puse a averiguar  quién era  Bartrina. Hoy tocan sobre la felicidad. (Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes)

Juan tenía un diamante de valía,
y, por querer saber lo que tenía,
la química estudió, y ebrio, anhelante,
analizó el diamante.
Más ¡oh, que horror!...Aquella joya bella,
lágrima, al parecer, de alguna estrella,
halló, con rabia y profundo encono
que era sólo un poquito de carbono...
Si quieres ser feliz como dices,
no analices, muchacho, no analices.


Juan envidia de Bruno la nobleza
y Bruno a Juan envidia la riqueza;
ambos envidian a Luis la calma,
y éste envidia a los dos, con todo el alma,
honores y fortuna ¡qué simpleza!
Bruno con lo de Juan feliz sería,
Juan sería feliz con lo de Bruno;
lo de Luis a los dos contentaría
y a Luis feliz lo de los dos haría,
¡y con lo propio no es feliz ninguno!
Podemos deducir de estos extremos
que , de la vida atados en el potro,
felicidad es lo que no tenemos.
Tal vez mejor diremos:
felicidad es lo que tiene el otro.

"La felicidad que amamos
siempre está en lo que perdemos
y siempre en lo que buscamos
y ¡ay! nunca está en lo que hallamos
y nunca en lo que tenemos".

SILOGISMO

Si al ser feliz creo serlo,
sufro en mi dichoso estado,
porque me hace desgraciado
sólo el miedo de perderlo,
y si estoy bien sin saberlo,
pues no lo se, no lo estoy.
Así, mañana como hoy,
ser feliz nunca podré,
pues si lo soy, no lo sé...
si lo se...,ya no lo soy.

Joaquín María Bartrina


Edward Grieg - Eternity





P.D. leyendo a  José Luis García Martín  siempre se encuentra algo interesante. J.L.G.M. colabora los domingos y jueves en la Nueva España.
La foto está echa desde el interior de una caseta de baños que hay en el botanico de Gijón. (foto Miner, pareja feliz).
Pos data de la data: A un paisano llamado Einstein le preguntaron en cierta ocasión si había conocido la felicidad y éste, que era muy relativo, contestó: "No la conocí, ni falta que me hace" 

jueves, 4 de noviembre de 2010

LLANTO DE LAS VIRTUDES Y COPLAS POR LA MUERTE DE DON GUIDO

AL FIN, una pulmonía
mató a don Guido, y están
las campanas todo el día
doblando por él. ¡Din-dan!

Murió don Guido, un señor,
de mozo muy jaranero,
muy galán y algo torero;
de viejo, gran rezador.

Dicen que tuvo un serrallo
este señor de Sevilla;
que era diestro
en manejar el caballo,
y un maestro
en refrescar manzanilla.

Cuando mermó su riqueza,
era su monomanía
pensar que pensar debía
en asentar la cabeza.

Y asentola
de una manera española,
que fue casarse con una
doncella de gran fortuna;
y repintar sus blasones,
hablar de las tradiciones
de su casa,
a escándalos y amoríos
poner tasa,
sordina a sus desvaríos.

Gran pagano,
se hizo hermano
de una santa cofradía;
el Jueves Santo salía,
llevando un cirio en la mano
-¡aquel trueno!-
vestido de nazareno.
Hoy nos dice la campana
que han de llevarse mañana
al buen don Guido, muy serio,
camino del cementerio.

Buen don Guido, ya eres ido
y para siempre jamás...
Alguien dirá: ¿Qué dejaste?
Yo pregunto: ¿Qué llevaste
al mundo donde hoy estás?

¿Tu amor a los alamares
y a las sedas y a los oros,
y a la sangre de los toros
y al humo de los altares?

Buen Guido y equipaje,
¡buen viaje!...

El acá
y el allá, caballero,
se ve en tu rostro marchito,
lo infinito:
cero, cero.

¡Oh las enjutas mejillas,
amarillas,
y los párpados de cera,
y la fina calavera
en la almohada del lecho!

¡Oh fin de una aristocracia!
La barba canosa y lacia
sobre el pecho;
metido en tosco sayal,
las yertas manos en cruz,
¡tan formal!
el caballero andaluz.

Antonio Machado

ESTOS DÍAS azules y este sol de la infancia.
(Es con toda probabilidad el último verso que escribió Antonio Machado, pocos días antes  de su muerte.)


EL NIETO DE DON GUIDO