viernes, 2 de enero de 2009

PROYECTOS DE FUTURO

Esta tarde soy rico porque tengo
todo un cielo de plata para mí,
soy el dueño también de esta emoción
que es nostalgia a la vez de los días pasados
y una dulce alegría por haberlos vivido.
Cuanto ya me dejó me pertenece
transformado en tristeza, y lo que al fin intuyo
que no habré de alcanzar se ha convertido
en un grato caudal de conformismo.
Mi patrimonio aumenta a cada instante
con lo que voy perdiendo, porque el que vive pierde,
y perder significa haber tenido.
Ya no tengo ambiciones, pero tengo
un proyecto ambicioso como nunca lo tuve:
aprender a vivir sin ambición,
en paz al fin conmigo y con el mundo.

Vicente Gallego


3 comentarios:

  1. yo creía que era todo de tu cosecha .....pense que ya habías empezao la carrera de escritor.....que pena .... tengo unes ganes de ser la critica preferida....

    ResponderEliminar
  2. Pues no Marai decía en sus memorias. Que una cosa ye tener los ladrillos. y otra saber construir. Yo los ladrillos los tengo, lecturas. Pero construyo chamizos

    ResponderEliminar