jueves, 8 de enero de 2009

LA ETIQUETA


La ministra de defensa Carmen Chacón fue muy criticada por el vestido que lució el día de la pascua militar. Y fue especialmente criticada por Pedro J. Ramirez director del Mundo, incluso con una editorial. Pues sí, siempre habla quién más tiene que callar. Y no digamos nada de los modelitos que el amo del Mundo mundial luce en la intimidad. El extracto de la editorial y la foto procede de Escolar.net.

Extracto de la Editorial:

La ministra de Defensa dio ayer la nota al acudir a la Pascua Militar con un atuendo y un discurso destinados sólo a llamar la atención, provocar y diferenciarse. Respecto al vestuario, la Casa Real es clara en sus exigencias de etiqueta (…) El vestuario de la ministra exhibido ayer no sólo no fue el adecuado, sino que evidencia un frívolo deseo de convertirse en el centro de todas las miradas. (…) Resulta un tanto ofensivo para el resto de asistentes su disposición a saltarse las reglas a su antojo, dando a entender que mientras los demás son unos anticuados o unos conformistas, ella es capaz de vestirse de gala marcando un estilo propio e informal.(…) Estamos seguros de que cualquiera que haya tenido que acudir a un acto regido por un estricto protocolo habrá sentido el deseo de romperlo unilateralmente y marcar su personalidad imponiendo sus gusto.


PD La foto es de la Boda de Felipe y Leticia

♫♫♪♫♫♪¡QUE BARBARIDAD!♫♫♪♫♫♪




4 comentarios:

  1. pero que malu yes.....ye que a el gustai lo colorao .....la canción buenísima....mas de uno debe de estar deseando que te tomes un respiru....no saben ellos lo que te trajeron los majos catalanes

    ResponderEliminar
  2. No se porque, pero lo que más me gusta de la canción ye eso de...Menuda jaca, menudo patán.

    ResponderEliminar
  3. "latia"8 de enero de 2009, 15:06

    Anda que... como tú bien dices, siempre habla el que más tien que callar. ¡Menudu pantalón! y aunque yo, pondría lo de Agata pa cualquier evento...(temblar en el 2010) ja,ja ¿falta'i una media?

    ResponderEliminar
  4. Ya, pero tú no escribes editoriales, criticando los gustos de los demás.

    ResponderEliminar